Sons of Betrayal

Nota: 7

Después de escuchar discos y discos de thrash moderno, uno acaba un poco hasta la coronilla de escuchar las mismas fórmulas repetitivas, con patrones muy similares y, quitando el nivel de calidad musical y la producción, el mismo estilo riffero y tupatupa una y otra vez. No estoy diciendo que eso sea malo, pero hace que la frescura de material nuevo se aprecie más. Y eso es lo que me ha pasado después de escuchar el primer disco de Grapeshot, una banda de Madrid que practica una mescolanza de thrash y groove con elementos de southern metal, nü, alternativo e incluso ligeras trazas de stoner. En éste, su primer EP titulado Sons Of Betrayal, se puede apreciar toda esa amalgama de influencias. El mismo fue grabado en los HeadRoom Studio en marzo de 2011 y la portada fue obra de Esteban, cantante de la formación.

Sigue leyendo

The Menace

Nota: 9’5

Trataré de ser objetivo con el que sin duda, fue el disco de thrash metal del año en 2011. Y no tenemos porqué hablar sólo a nivel nacional. The Menace, que respeta los cánones ochenteros del thrash, mezcla de un modo magistral la agresividad del thrash metal teutónico, el toque clásico de la Bay Area y la rapidez del crossover. Una pieza imprescindible con la que Crisix abre su discografía como no lo podría haber hecho mejor. Si este álbum hubiese salido a mediados de los 80, ahora presumiríamos de tener nuestros propios “Sepultura”. ¿Suena mejor que tener a Mago de Öz de abanderados, no? Pero claro, para aprovechar bien las influencias, tienen que pasar unos años en los que los aprendices unifican las pautas que marcaron los pioneros. Además de que los chicos de Crisix ni si quiera habían nacido aquel entonces…

Sigue leyendo