Crónica: Mutant Squad + Soldier + Skull Bastards

El Titanojesus Tour, la gira conjunta entre Mutant Squad y Soldier, nos acerca a su fecha en Madrid

04/10/2013 · Madrid · Sala Excalibur Metal
La Sala Excalibur acogía una noche repleta de thrash para esta cita: Mutant Squad (Galicia) y Soldier (Asturias), los grupos más punteros del género en sus respectivas comunidades, además de los locales Skull Bastards, una potente banda emergente que fue la encargada de abrir la velada. Casualmente, no muy lejos de la Sala Excalibur, tocaban el mismo viernes Death Above (crossover thrash metal desde Tenerife), así que cualquier amante del thrash que se preste tenía para elegir aquella noche. Nosotros, que no somos omnipresentes (aún), nos decantamos por la primera opción.

Skull Bastards

Skull Bastards IvoCon el tema Lead Assault el grupo de Madrid arrancó el concierto, y no les faltaban ganas ni energía. Este cuarteto anda presentando su último EP, y su directo es de lejos la mejor publicidad que puedan tener. Me sorprendió que apenas paraban unos segundos entre canción y canción: demuestran una constancia sin tregua que da fe de las horas que le han echado en el local de ensayo. Le sigue W.M.O.D. tema extraído de su primera demo. Aún había gente entrando en una sala que, como es costumbre con el grupo telonero, se encontraba algo despoblada. Sin embargo, el público presente respondía bien a Skull Bastards y coreaban el estribillo “Worship me or die!”, como un himno.

Skull BastardsParanormal Nightmare continuaba con el remolino de thrash teutónico y añadía un ligero toque de speed metal que hacía las delicias de un servidor. Como punto negativo algunos fragmentos de los temas sonaban muy homogéneos y a veces costaba saber en que tramo de la canción estaban, aunque esto claro, ya puede ser cosa de la configuración del sonido en la sala.

Skull Bastards JuanLa Intro del EP precedía entonces a Skull Bastards, canción homónima con grandes dosis de speed, también de su último trabajo. De entre los temas propios del grupo, éste y Torso Fuck fueron aquellos en los que más se volcó el público. El estribillo más melódico de Skull Bastards permitía a los fans implicarse más, y en cuanto a Torso Fuck, parece que se ha erigido como una de las canciones más conocidas de esta banda de Alcalá de Henares. No conocía la siguiente, Wasteland Warriors, una canción a la que no le faltaba agresividad y cuya temática abordaba la conocida saga australiana “Mad Max”. Parece ser que es un tema que incluirán en el próximo trabajo.

Skull Bastards Ivo FranEvil Night era el último tema propio que tocaron, con riffs y estrofas contundentes que recuerdan al thrash añejo del Infernal Overkill de Destruction. Acabaron con dos versiones que entusiasmaron con creces al público: Outbreak of Evil, de los grandes Sodom; y Iron Fist, el clásico de Motörhead. En conclusión, la muestra de Skull Bastards funciona muy bien del estudio al directo, y estos chicos saben montar un espectáculo recomendable hasta el final. Cabe destacar que su nuevo guitarrista Fran, quien entró a cubrir el puesto que dejó Gonzalo, está muy a la altura del sonido de la banda y cualquiera pensaría que lleva bastante más tiempo con ellos.Skull Bastards Fran

Soldier

Soldier DaniEra el turno de los asturianos, quienes también siguen presentando álbum (Gas Powered Jesus); trabajo que fue sin duda uno de los mejores debuts a nivel estatal del año pasado. Tenía ganas de verles en directo: Les he conocido personalmente (una banda amiga y unos tíos majísimos) pero no había tenido la ocasión de asistir a un concierto suyo, y éste era el día. En una ocasión leí en la web de Larry (y me lo confirmaron ellos mismos) que había una evolución muy notable en cuanto a sus desastrosos inicios y la situación actual de la banda, y efectivamente, ahora están en muy buena forma. Al igual que en el CD comenzaron con la Intro del discurso de Charles Manson, aunque sobre el escenario da paso a Stand Your Ground, tema enérgico y muy rockero. Los cuatro ovetenses no dieron muestra alguna del cansancio que arrastraban del día anterior en Salamanca, al contrario: Se les veía motivados y fue el grupo que más se movió por el escenario. Phil ha trabajado bien su papel como frontman al no permitir que la guitarra le convierta en una figura estática.

Soldier Phil 2Le sigue Between Two Masters, conocido corte de esta banda que interpretaron con mucha fuerza y sin perder un ápice de fidelidad. Si bien las guitarras eclipsaban el sonido de la voz, que estaba un poco bajo, pero se distinguía lo suficiente como para no suponer un obstáculo. Y así siguieron con temas como Destroyers, otra gran pieza sobre el escenario, y Kill My Soul, con la calaña propia de Metallica en sus tiempos mozos, canción que ya arrancaba mosh pits entre el público. El quinto tema parecía bastante esperado: Revolt desató al público hasta su punto álgido. En los conciertos arranca directamente con la estrofa de la canción, a diferencia del estudio, donde este tema muestra un previo del riff con efecto phaser. Buenos pogos y sensacional los solos que se marca Dani Pérez. Ya me habían advertido acerca de la habilidad de este guitarrista, pero aún así su velocidad fue uno de los detalles de la banda que más me sorprendieron.Sodlier Dani Pei

Soldier PhilMenos provocador fue el tema que da nombre al disco, Gas Powered Jesus. A pesar de ser un buen corte y de estar muy bien colocado en el setlist, no causó tanto alboroto como la anterior. Como ya hablaba después con Pei García, es el tema más lento después de la balada (que al parecer fue descartada del setlist por el mismo motivo) y baja bastante el nivel de entrega del público. Continuaron con Winebrick Prophet, una buena muestra de la mezcla del thrash ‘n roll de los asturianos, con grandes cambios de ritmo y estribillos muy coreables que propiciaban la participación del público.

Soldier PeiCerca del final, Soldier mostró también sus versiones con Madhouse de Anthrax, secundada por casi toda la participación de la sala. Entonces hicieron un intermedio entre dichas versiones con Maniac, última canción del CD que concluían con un alargado final apoteósico. Y para terminar Cowboys From Hell de Pantera, tema en el que Phil aprovechó para bajar del escenario a interactuar con el público mediante empujones (donde fue bien recibido). Hubo un momento en el que Dani metió el remo con un riff de la canción, pero por lo general fue una buena y divertida interpretación de los texanos. En resumidas cuentas Soldier dejó muy buen sabor de boca con el show, y aunque para aquellos que no lo conocían pudo ser sólo la antesala de los mutantes, para mí fue una gran cabeza de cartel. Y creo que los que había por el pogo opinan lo mismo.Soldier

Mutant Squad

Mutant Squad PlaPor último, el esperado power trío de Compostela salió al escenario. Se habían pegado la misma paliza que los Soldier en Salamanca, y aunque se les notaba más cansados que ellos fuera del escenario, tampoco dejaron que el agotamiento afectase al show. Comenzaron con el primer tema de TitanomakhíaOverdose, en la que desde luego volcaron una sobredosis de ganas y pura actitud. Han tenido tiempo de pulir su directo en festivales de la talla del Resurrection o el Luarca: Tan sólo con verles tocar unos segundos se puede apreciar su elaborada técnica.

Mutant Squad CampiPor desgracia hubo contratiempos en el segundo tema, Dead Man Wade, y no tenía nada que ver con que Juli de Crisix no estuviese ahí para cantarla con Pla. Apenas llevaban un minuto de canción cuando se vieron obligados a detenerla por problemas técnicos de sonido. My joy in a pit (mi gozo en un pozo). Son gajes de los directos, ni el grupo ni el público ni el técnico de sonido quieren que pasen estas cosas, pero pasan.  A pesar de todo, los mutantes supieron salir del paso bromeando y con alguna emotiva dedicatoria. “¡Esto es The Machine!”, exclamaba Pla por sorpresa dando lugar a un tercer corte que, como un vendaval, borró este incidente y les volvió a conectar de inmediato con los asistentes. Un tema más potente y divertido, si cabe, en directo.

Mutant Squad Pla CampiDesde entonces no volvió a decaer el nivel. The Third Eye, el adelanto que los gallegos sacaron de nuevo su trabajo, propició no pocos pogos conforme a cada cambio de ritmo. La gente pedía Remember a grito pelado, aunque ésta llegaría después de Blood Over Neo Tokyo, que tuvo muy buena acogida e interpretaron muy fielmente. Las partes coreables de este tema se disfrutaban a sobremanera, y Pla bordó el solo. Si es que Pla es mucho Pla. Remember fue una puta apisonadora que captó un entusiasmo unánime: Aunque sea más simple que otros de sus temas, es una pieza esencial de un EP tan digno como el propio Titanomakhia.Mutant Squad Caki

Mutant Squad PlacidoRage of the Ohms, tema que del que hemos conocido recientemente el videoclip, fue otra bomba de napalm con la que los gallegos acercaban el bolo a su final. Tocaban divirtiéndose pero sin distraerse en su buen hacer musical. Le siguió Black Harvest, tema en el que el trío parecía descargar toda su cólera, que caía en entre el público en forma de mosh pit. El último tema me sonaba pero no logré identificarlo hasta después del concierto. Se trataba de Toxic World, primer single de la banda y bonus track de su primer EP, Reset The World. El sonido de está canción en el estudio está cercano al más crudo thrash metal de la Bay area, aunque los mutantes le dieron su actual marca de identidad. Por desgracia Mutant Squad se quedaba sin tiempo y fue el único grupo de la velada que no completó el setlist previsto. Fuera se quedaron canciones como Mutants Will Rise, que debe sonar muy épica en directo, y Crystal Skull, versión de sus ídolos Mastodon.Mutant Squad

Fue una buena noche de thrash a raudales solo manchada por una asistencia reducida (poco más de treinta personas), algo que me extrañó tratándose de una capital tan poblada como es Madrid. Tuvo que ver en ésto el que se hiciera una promoción y una cartelería escasa o nula. Pero en cualquier caso fue grato volver a encontrarse con Soldier, así como comprobar su valía en directo y la de Skull Bastards y Mutant Squad, que encantarían a cualquiera. También fue agradable ver alguna cara conocida como Patillas (voz y guitarra de Omission), Vasco (guitarra de Rancor), que resultó ser un tío majísimo, o James Surt (bajo en Omission y Wolfencross) que es otro tío grande.

Ya cuento los días para la siguiente ocasión que tenga de ver a estas bandas. Sólo espero que la próxima vez haya algo más de peña, pues son grupos que se la merecen. ¡Animamos al lector a implicarse más con la escena, cojones!

Un cordial cabezazo

Anuncios

Deja un comentario o déjanos dinero, pero deja algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s