The Menace

Nota: 9’5

Trataré de ser objetivo con el que sin duda, fue el disco de thrash metal del año en 2011. Y no tenemos porqué hablar sólo a nivel nacional. The Menace, que respeta los cánones ochenteros del thrash, mezcla de un modo magistral la agresividad del thrash metal teutónico, el toque clásico de la Bay Area y la rapidez del crossover. Una pieza imprescindible con la que Crisix abre su discografía como no lo podría haber hecho mejor. Si este álbum hubiese salido a mediados de los 80, ahora presumiríamos de tener nuestros propios “Sepultura”. ¿Suena mejor que tener a Mago de Öz de abanderados, no? Pero claro, para aprovechar bien las influencias, tienen que pasar unos años en los que los aprendices unifican las pautas que marcaron los pioneros. Además de que los chicos de Crisix ni si quiera habían nacido aquel entonces…

¿Quién dice que Angelus Apatrida son los únicos capaces de exportar el thrash metal nacional al extranjero? Son muchas las bandas de por aquí que dan la cara y muestran un nivel que nada tiene que envidiar al resto de grandes referentes internacionales (si habéis escuchado Viocracy sabréis de lo que hablo). The Menace es un claro ejemplo de ello, ya que en este disco están puestas las miradas de metaleros de todo el mundo. Además de en España, Crisix se escucha bastante en Grecia, Estados Unidos, Polonia, Holanda, Alemania, Portugal y por toda Sudamérica, por citar algunos lugares (en Brasil hasta les han dedicado un club de fans).

Esto me llama mucho la atención, ya que ni siquiera los Apatrida con su primer disco ni Aggression con su aclamadísimo Moshpirit alcanzaron semejante repercusión global (al menos en tan poco tiempo). Por supuesto, su mérito esta bien justificado por un disco que no deja títere con cabeza y que es una delicia auditiva de principio a fin. Antes de proceder a destripar el disco, expongo algunos de los datos técnicos de este álbum.

The Menace salió el 26 de septiembre de 2011, con trece cortes y bajo el sello Kaiowas Records (Vita Imana, Hamlet, ‘77…), y el dibujo de la portada corre a cuenta de Marcos Cabrera. Este artista también ha trabajado con Clockwork y diseñado una de las camisetas de gira de Angelus Apatrida. Los brazos putrefactos, para quien no haya captado la idea, simbolizan a cada miembro de la banda, y en el centro crece un embrión que representa a la banda en conjunto y que se niega a ser abortado. Desconozco si cada miembro del grupo ha elegido su propio brazo o si por el contrario es un detalle que se la repampinfla.

El estilo del álbum puede recordar a más de un grupo. Concreta y personalmente, me recuerda mucho a Overkill y a Destruction en sus discos más digitalizados. Además me acerca a Metallica por la larga estructura y el magnífico desarrollo de algunos temas, por no decir que el inicio de varias canciones es acústico, muy a lo Battery. También es similar en agresividad a grupos contemporáneos como Warbringer y Violator, aunque con un tono más desenfadado.

El videoclip de Ultra Thrash, que tanto se ha extendido ya en Youtube, esta dirigido por Juli ‘Bazooka’, haciendo honores a su condición de grandísimo cinéfilo. Y hasta ahora lleva más de 130.000 visitas. Todo aquel metalero que navega por Youtube y se ha topado con Crisix ha visto y oído esto:

Song by song

Como en cada análisis, paso a hablar más detenidamente de cada canción del álbum. Hace cosa de minutos, el grupo ha subido a Youtube el álbum entero, pero de todos modos he puesto un enlace a cada canción en el análisis. Si queréis consultar la letra pasaros por esta entrada.

En primer lugar nos encontramos con una canción instrumental que es la introducción del disco. A.S.F.H. son las iniciales de Alcoholic Supporters From Hell, y es un homenaje a los colegas de la banda que, en los primeros conciertos de ‘Crysys’, le mostraban su apoyo llevando un barril lleno de alcohol. Desde el infierno. Esta historia que cuento se explica también en el tercer corte, Internall Polution, donde los coros corresponden a estas siglas. Hasta el primer minuto, la canción es acústica, bastante tranquila (la calma que precede a la tempestad como diría Gandalf). Entonces entra la distorsión pero sin perder un ápice de belleza en el tema, que resulta bastante épico.

Al concluir la intro nos damos de bruces con Ultra Thrash, un tema rapidísmo que te revienta la boca desde el primer segundo. El riff principal echa totalmente por tierra ese estigma de que los riffs de thrash son de los más sencillos dentro del metal. Y un huevo. Increíbles los cambios de ritmo a partir del minuto tres; muy grande por parte de Javi, que es un batería ‘improvisado’ que ha subido en técnica muy rápidamente. Busi y Requena imprimen unos solos que, aunque en este tema no denotan virtuosismo, se acoplan perfectamente al momento de la canción, y la melodía esta creada con esmero. Aunque esta canción es genial y se ha erigido como el single más representativo de Crisix, no creo que sea ni de lejos la mejor del disco. Es perfecta como carta de presentación para quien no conozca la banda, pero es un tema que (por lo menos en mi caso) se me hace bastante repetitivo.

Le sigue Internal Pollution uno de los tres temas extraídos de la primera demo: Demonsthrashion. Es sin duda una pieza imprescindible del álbum, con unos riffs y un desarrollo demoledores. Busi se marca un solo brutal cerca del final del tema, que se conserva igual que el de la demo, pero más limpio. Los coros de esta canción son muy pegadizos, y se parecen muchísimo a los coros de Beyond The Pubyard de Tankard (lo puedes escuchar aquí, minuto 0:37), pero es un detalle que atribuyo a la simple coincidencia.

“FRESH COLLECTOR MACHINE”

Flesh Collector Machine tiene uno de los mejores y más pegadizos riffs del disco. No es tan acelerada como Ultra Thrash o Internal Pollution, pero no podrás escucharla sin hacer headbanging como un poseso. Los cambios de ritmo son enormes, y tiene sus momentos de mosh pit. Una anécdota curiosa es que cuando el disco se subió a Spotify (el único sitio donde podía escucharse online el disco en el momento de su lanzamiento) esta canción aparecía con el nombre de Fresh Collector Machine (¿Máquina recolectora de frescor?). Los miembros de Crisix, en honor a Spotify y con el humor que les caracteriza, bautizaron así a este aparato de aire acondicionado de su local.

La cuarta es Holy Punishment, un título que recuerda vagamente a Megadeth. Es de los temas más elaborados del disco, y merece dedicarle un rato a escuchar detenidamente cada momento de la canción. Empieza bastante lento, casi parece que a Crisix le ha dado por hacer una balada. Pero poco antes de llegar al minuto, la canción empieza a subir progresivamente de dureza, y nos encontramos con otro potente corte que muestra la esencia de la banda.

Después viene Dead By The Fistful Of Violence, uno de los temas más bestias del disco, sin lugar a dudas. Fue la primera canción que grabó ‘Crysys’, para incluirla en un recopilatorio de Spain Kills. También es la segunda canción que aparece en la demo ya mencionada. Dead By The Fistful Of Violence es una patada en la boca de principio a fin, una auténtica joya frenética y descontrolada. A mi modo de ver, es la que mejor capta el sonido y la agresividad del grupo. En el arranque, además del berrido de Juli en el que se deja como mínimo un pulmón, escuchamos un solo de Busi que parece de heavy metal, y que queda de puta madre en la canción. Es como si supiesen como mezclar atisbos de otros estilos como el rock o el heavy e incluirlos en el thrash sin que desentone. Justo lo que ocurre con The Last Monkey. La letra esta dedicada a la película El Vengador Tóxico, un clásico del cine de serie B. Este tema es sin duda, uno de los pilares más imprescindibles de The Menace. Como dato curioso, diré que esta canción tuvo videoclip. Lo tenía guardado por ahí y querría haberlo subido a Youtube junto con el análisis, pero no lo encuentro. El video iba sobre zombis y también era muy a lo serie B, lo que le venía como anillo al dedo.

La sexta canción es Spawn, también dedicada a otro personaje ficticio, esta vez de comics. El riff suena a thrash metal, pero es atípico: tiene una estructura y un desarrollo muy característicos. No deja indiferente, es otro de los temas más elaborados, con un solo de Requena que aplasta cabezas seguido por uno de Busi que ya se adapta al resto de la canción con una melodía sublime.

Brutal Gadget es el tema mas divertido, pero no menos bestia, del álbum. El origen de este tema esta en uno de los ensayos, cuando Mark empezó a tontear con el bajo. Requena le siguió y poco después la cosa fue a más, y el tonteo se convirtió en este pedazo de tema. El principio suena a funk con el bajo haciendo slapping, y el resto del inicio parece casi ska cuando entran las guitarras, hasta que finalmente rompe vertiginosamente y da paso a una canción de thrash frenética. Uno de los aspectos que más me gustan del tema y que mas originales lo hacen es que hablan de La Máscara, la genial película de Jim Carrey. El momento final de la canción es, de hecho, un extracto de la propia película.

La novena de Crisix es The Last Monkey. En este tema el grupo vuelca todas sus aspiraciones más rockeras y setenteras. Si el riff fuese más lento y se le metiese un buen teclado, se podría encasillar incluso en el género de Deep Purple, nada menos. Y para rockero el primer solo que se marca Requena nada más empezar el tema. La temática de la canción es post apocalíptica, y habla sobre un hombre que se queda solo en la tierra, y comienza a sufrir una involución, mientras se pregunta por el sentido de su vida. Un acierto en originalidad al meter un riff rockero (sin salirse del sonido Crisix) y al tratar una temática bastante profunda. Me pregunto si la antigua camiseta que vendía ‘Crysys’ en la que aparecía un mono jugando a los bolos con la cabeza de Hitler va por este tema (como me gustaría tener una de esas camisetas). Simplemente sublime el cambio de ritmo que hay en la última parte de la canción, donde se repiten riffs y estrofas pero con el tempo al doble de velocidad. Mosh pit mode on.

Después tenemos Unleash The Beast. Un sonido de thrash clásico a lo Bay Area, que recuerda a grupos como Testament u Overkill. El tema, de hecho, es un homenaje continuo a grupos como Anthrax, Pantera o Exodus (ver letra). Buen riff y buen solo, otro buen ejemplo del sonido de Crisix.

Mummified By Society es otra imprescindible del disco. Es la tercera canción extraída de la demo. A ojo de buen cubero, es la canción con más riffs de The Menace, y se ven toques casi progresivos a lo largo del tema. La estructura y el inicio es muy a lo Metallica, y tanto el desarrollo como los solos son acojonantes. Es la canción que más eché en falta en el setlist de la gira, espero que la retomen en futuros conciertos.

Le sigue el tema que les dio la victoria en la final del Wacken en Alemania: Electric Possession. Nuevamente muy a lo Metallica. Elaboradísimos desarrollos y estructura. El estribillo se puede corear como un himno y no faltan los pogos en directo (ni wall of death). La temática hace referencia a la película Shocker (1989), y dejan claro una vez más que la temática en general del grupo está muy enfocada a la cultura del cine. Electric Possession es de esos temas que te enganchan desde la primera vez que lo escuchas, y  ya lo puedes oir 1.000 veces que no te va a cansar.

El bonus vuelve a ser Ultra Thrash, pero con colaboraciones de dos grandes bandas amigas de Crisix: Angelus Apatrida y ’77 (estos últimos le añaden un toque muy rockero al tema).

Top 5 del álbum:

En los análisis de discos incluiremos un apartado con las cinco mejores canciones (como una referencia orientativa). Ten en cuenta que este ranking se basa en criterios personales. La primera será la mejor valorada:

  1. Dead By The Fistful Of Violence
  2. Mummified By Society
  3. Brutal Gadget
  4. Electric Possession
  5. Internal Pollution

Personalmente…

Es un álbum magnífico, lo mires por donde lo mires. The Menace rompe con los esquemas propios del thrash sin salirse de los cánones clásicos de los ochenta. Una pieza imprescindible que cualquier amante del genero podrá disfrutar hasta quemar el disco por haberlo escuchado 500 veces en 3 días. Los directos mejoran cada tema, lo que parece imposible cuando escuchas el tremendo sonido que logran en estudio. Como ya dije en la biografía de Crisix, les deseo lo mejor con lo que queda de difusión de este álbum y espero con ganas a que salga el segundo, que como sea la mitad de bueno que The Menace, ya será la ostia.

Un cordial cabezazo

Anuncios

Un pensamiento en “The Menace

Deja un comentario o déjanos dinero, pero deja algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s